miércoles, 3 de diciembre de 2014

Ferrari 860 1956....Fangio en Nurburgring

 





Hola sres,cuanto tiempo sin pasar por aqui.....bueno nada como siempre direccion al siglo pasado..al año 1.956....nada menos que al circuito de Nurburgring...y de la mano de D.Juan Manuel Fangio...otia la cosa promete!!!


 
 

Nos vamos hacia el circuito...

El 27 de mayo de 1956 el calendario del mundial de marcas llega con su cuarta fecha a Nurburgring, en sus tradicionales 1000 km.

Ferrari se encontraba en franca lucha con la casa del tridente faltando solo dos fechas para concluir el campeonato.
La "Officine Alfieri Maserati", estaba realmente preocupada por el bajo rendimiento de su máquina de cabecera, la Maserati 300S, y ya se encontraba preparando para el año siguiente el modelo 450S.





Fangio vuelve a usar junto a Castellotti una Ferrari 860 Monza. La cantidad total de máquinas participantes llegaría a 56.





En la clasificación, Fangio logra la pole, seguido por la Ferrari de Musso a algo mas de tres segundos. Luego la otra Ferrari de Phill Hill mientras Moss y su Maserati quedan en cuarto lugar. Detrás, el resto. 




La dupla Paúl Frére sufre un accidente que deja fuera de carrera a uno de los Jaugar D-Type oficiales.






A las 9 de la mañana del domingo 27 de Mayo se da la largada mientras el circuito estaba cubierto por una densa neblina, situación que provoco promedios bajos de velocidad en el inicio. Moss, conduciendo la Maserati número 5, tomo la delantera. Cumpliendo la primera vuelta, pasa Moss en 10’35.8" seguido por Fangio a 12 segundos, que a su vez se encontraba en una fraternal lucha con Hawthorn por el segundo lugar. 




En la tercera vuelta, se comienza a sentir la presión de Fangio. El chueco hace el record de vuelta reduciendo 3 segundos la diferencia con el puntero, mientras el tercero Hawthorn aparece a 12" del argentino.

 




En la vuelta siguiente, Luigi Musso sufre un brutal accidente aunque por suerte sin consecuencias graves para el piloto. La Ferrari, luego de despistarse, dio varias vueltas sobre si misma hasta detenerse volcada al costado del camino.




A partir de ese momento y ya habiendo sido avisado desde el Box, Moss comienza a acelerar con toda la intención de alejarse lo máximo posible del chueco, logrando acumular hacia la vuelta 8 una diferencia de 20 segundos. Fangio reacciona logrando el record de vuelta en el 9 giro consiguiendo un tiempo de 10’05.3", con el que comienza nuevamente a acercarse al británico.

 





En la vuelta 14, ya con Moss a la vista, se detiene Fangio en el Box para reaprovisionarse y cederle el lugar a Castellotti. El equipo Maserati, atenta a la situación, hace lo mismo con su máquina puntera y en la vuelta 15, la Maserati nº 5 pasa a ser conducida por Jean Behra.




En la vuelta 16, la Maserati nº 5 vuelve a detenerse herida en el tren trasero. Por lo tanto, los pilotos Moss-Berha pasan a conducir la Maserati nº6, hasta ese momento conducida por el binomio Piero Taruffi – Harry Schell.

 





El abandono de la Maserati nº5 le cede a la Ferrari nº1 conducida por Castellotti la primera posición. Las diferencias se estabilizaron a tal punto, que en la vuelta 22, la Ferrari nº1 conducida por Castellotti estaba primero, a 3 minutos de la Ferrari nº 4 (conducida por Portago, Gendebien, Hill) y estos a su vez les llevaban 42 segundos a una apurada Maserati nº6 -en ese momento conducida por Jean Behra-, que venía limando diferencias para acercase a los punteros.


Demostrándole a todos por que se consideraba el piloto francés más rápido del momento, Jean Behra, limó en 4 vueltas la diferencia para pasar al segundo lugar, momento en que Castellotti se detiene para cederle el volante a Fangio. Aquí tácticamente Ferrari comete un error que le costará la carrera. Sabiendo que la Maserati debería detenerse para cambiar piloto y reaprovisionarse, devolvieron a Fangio a la pista sin agregar una sola gota de combustible a la máquina (Quizás pensando que una máquina mas liviana podría detener la fuerte escalada que estaba teniendo la Maserati nº6) y se equivocan.

 




El Francés continuó su tren de marcha hasta que se detiene en la vuelta 33 a tan solo 24 segundos de Fangio. Fangio se detuvo en la vuelta siguiente a reaprovisionarse pero la diferencia a favor no le alcanzó. La Ferrari, con motor mas grande y sediento, necesito más tiempo para reabastecerse y cuando Fangio volvió a la pista, se encontraba a 15 segundos de Moss, faltando solo cuatro vueltas para terminar.




Fangio entregó todo para intentar alcanzarlo en la primera vuelta, hasta que se dio cuenta que era imposible. La Maserati, mas liviana y bien calzada, con un piloto excepcional como era Moss, resultaría inalcanzable.





Maserati logra una importante victoria, que la deja a tiro para intentar quitarle el campeonato a Ferrari en la última carrera con puntos para el mundial de Marcas, El gran premio de Suecia.
(que me disculpe el autor de este fantastico relato,que le he copiado....y encima no recuerdo...mis mas sinceras disculpas)

Un saludo,

Jordi

(ya vote por cierto)

La pieza tenia que ser de Styker,pero no lo es pq el tipo me timo..con lo cual me busque un amiguete que me paso una copia.

El piloto y la cabeza de Fangio de pie (que no esta acabada de pintar la figura) son de Immense Miniatures.

 

1 comentario:

  1. Gran coche, y del quíntuple Fangio, ¿qué más pedir?
    Abrazos!

    ResponderEliminar